Salvemos a las gallinas

Seguro que a lo largo de los años has podido ver muchos pero que muchos anuncios que denuncian las condiciones precarias de muchos animales de nuestro planeta, ya sea por la caza ilegal, la contaminación, el calentamiento global… Osos polares, pingüinos, tigres y demás animales que nos suenan a tierras lejanas han sido protagonistas de los anuncios más creativos y originales. Porque si alguna cualidad define a la publicidad de denuncia es su impacto, su novedad y su “bofetada” al espectador.

Pero ¿qué pasa con las gallinas ponedoras? Ese pobre animal dedicado a la producción masiva que malvive habitando una pequeña jaula dentro de campos de concentración a los que llamamos granjas avícolas. Un ser infeliz privado de libertad de movimiento y cuya enjaulada existencia culmina con una visita al matadero.

En el último mes me he encontrado con varias buenas ejecuciones en contra del maltrato que se les da a las gallinas de granja, lo que ha hecho que me interese por el tema. Al parecer podemos detectar si unos huevos provienen de gallinas ecológicas o de las criadas en jaulas sólo comprobando el primer dígito de la cifra que viene impresa en los mismos, siendo 0 el número que indica la producción ecológica y 3 el de las gallinas criadas en jaulas.

Os dejo un link donde podréis leer más sobre “la desgracia de nacer gallina“. Un impactante artículo para concienciarse y comenzar a poner atención en el código de los huevos que compramos.

Esta campaña es de una empresa que comercializa productos avícolas llamada Steggles chicken, y su copy reza así: “Este es el único momento en que una gallina de Steggles es guardada en un espacio confinado. No tenemos jaulas, sólo grandes graneros”. La creatividad es de M&C Saatchi de Sydney.


Este campaña de guerrilla fue creada por Publicis para la ONG Noah y pudo verse en las calles de Frankfurt. Bajo el mensaje  “El 68% de las gallinas son tratadas como máquinas ponedoras de huevos”, se intentó concienciar a la gente sobre la precaria situación que viven estos animales. Las pobres gallinas pasaron unas horas encerradas pero al menos fueron la imagen de una campaña por la salvación de muchas otras.

Deja un comentario

Archivado bajo Guerrilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s